sanidad

El Hospital Vall d’Hebrón hace historia en el mundo de los transplantes

Hace unos días hablaba de que el robot “da Vinci” había llegado a Zaragoza, y lo había hecho para quedarse para siempre. Este robot se está extendiendo como una mancha de aceite por todos los hospitales españoles. Es la gran revolución de la cirugía. El mayor éxito del sector de la robótica aplicado a la cirugía.

El mejor ejemplo lo hemos visto en el Hospital Vall d’Hebrón de Barcelona. Allí se ha llevado a cabo un hito en el trasplante pulmonar. Por primera vez se ha trasplantado un pulmón mediante una técnica mínimamente invasiva que consiste en el uso de la cirugía robótica junto con la creación de un nuevo acceso por el que extraer los pulmones enfermos e introducir los pulmones sanos.

Fotografía: @infobae

El doctor Albert Jauregui es el Jefe del Servicio de Cirugía Torácica y Trasplante Pulmonar del Hospital Universitari Vall d’Hebron. A este respecto a expresado que el gran problema de abrir el tórax cuando se realiza un trasplante pulmonar es que es un abordaje muy agresivo con un postoperatorio muy delicado. Se importante considerar que en todo trasplante, para evitar que la persona rechace los nuevos órganos es necesario suministrar una medicación que deprime el sistema inmunológico de por vida, con lo que el riesgo de infección postoperatoria siempre es muy alto.

Es importante considerar también que los pacientes que necesitan un trasplante de pulmón son personas con insuficiencias respiratorias crónicas por las que cualquier simple movimiento puede resultarles extenuante. Por este motivo, una cirugía tan agresiva como se ha hecho siempre les suponía muchas consecuencias negativas. Ahora, el paradigma ha cambiado: Esta nueva técnica quirúrgica nos permite cortar únicamente un pequeño tramo de piel, grasas y músculos, una herida que cierra con facilidad, mucho más segura y que en este primer paciente prácticamente no ha producido dolor.

Sin ninguna duda, estamos ante un hecho histórico que mejorará la calidad de vida de muchos pacientes. El Servicio de Cirugía Torácica y Trasplante Pulmonar del Hospital Universitari Vall d’Hebron ha marcado un camino muy prometedor, al que estoy completamente seguro se sumarán otros hospitales españoles. Todo lo que sea mejorar la calidad de vida de los pacientes, reduciendo el grado del dolor y, sobre todo, el impacto de una cirugía tan invasiva como es un transplante, bienvenido sea.

Fotografía: @iel_pais

Este tipo de cirugía nunca se había dado en España. Por eso estamos ante un hito mundial. Esta cirugía robótica en trasplante torácico sólo se ha dado en el Hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles en Estados Unidos. Por este motivo desde hace unos tiempo el personal del del Servicio de Cirugía Torácica y Trasplante Pulmonar del Hospital Universitario Vall d’Hebron llevaban un tiempo planteando implantar esta cirugía. Finalmente lo lograron. Y con éxito rotundo.

«En Vall d’Hebron hacía tiempo que pensábamos cómo podíamos hacer que esta cirugía tan agresiva fuera menos invasiva, pero siempre topábamos con la misma problemática: no se nos ocurría por dónde podíamos sacar el pulmón enfermo. Se trata del primer trasplante de pulmón completamente robótico que puede suponer un antes y un después en la historia de los trasplantes pulmonares» añade jefe del Servicio de Cirugía Torácica y Trasplante Pulmonar del Hospital Universitari Vall d’Hebron.

Una especialidad clave en todas las operaciones quirúrgicas es la anestesia. Maribel Rochera es jefe de sección de Anestesiología y Reanimación. Lo define perfectamente: «Estos especialistas controlan en todo momento el estado del paciente y le mantienen en las condiciones idóneas durante toda la operación. Al tratarse de una técnica pionera, en este caso hemos tenido que juntar la experiencia que tenemos tanto en trasplantes tradicionales como en cirugía torácica robótica, lo que ha supuesto mucho trabajo de equipo».

Fotografía: @NiusDiario

En líneas similares se ha expresado Carme Vallès, supervisora de Enfermería de Coordinación de Trasplantes. Considera que aunque era una técnica completamente nueva, huno unos meses de preparación para aplicarla. Esto lleva a otra reflexión no menos importante. La importancia de la intensificación de los cuidados enfermeros en el proceso quirúrgico y la importancia de la selección de perfiles de enfermera quirúrgica, perfusionista y de anestesia para realizar esta operación robótica.

Todo este proceso nos lleva, de manera global a una reflexión final. La importancia de trabajar perfectamente coordinados todos los equipos para que una cirugía tan difícil como es la cirugía torácica (aunque sea de forma robótica) tenga el éxito necesario. En definitiva, lo tendrá el paciente, que es el protagonista primero y último de la cirugía. Por tanto, es quien se debe focalizar el esfuerzo y el trabajo coordinado. Siempre.

Visitas: 0

Deja un comentario